La demanda de energía eléctrica desciende un 2% en el primer semestre con la nuclear como principal fuente de generación

Redacción.- La demanda de energía eléctrica nacional en los seis primeros meses de 2019 se estima en 130.800 GWh, un 2,1% inferior a la registrada en el mismo semestre del 2018. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra desciende un 2,2% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Durante esta primera mitad de año se observa también una tendencia: la desvinculación de la variación de la demanda de energía del PIB nacional fruto, entre otros motivos, del aumento de la eficiencia energética y de cambios en los hábitos de consumo. Este nuevo escenario, que encontramos en otros países europeos como Francia y Alemania, ha sido analizado por Red Eléctrica en su estudio Demanda eléctrica y actividad económica: ¿Cambio de paradigma?. En lo que respecta a las tecnologías de generación, la nuclear lideró la producción con un 22,3% del mix, por delante del 21,4% de la eólica. Tras estas tecnologías se situaron los ciclos combinados de gas con un 16,9% de la producción y la cogeneración con un 11,8%.

Por otro lado, según los datos del mes de junio, la demanda de energía eléctrica se estima en 21.329 GWh, un 1,3% inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra desciende un 2,6% con respecto a junio de 2018. Asimismo, la generación procedente de fuentes de energía renovable representó el 33,3% de la producción y el 55,9% de la producción eléctrica procedió de tecnologías que no emiten CO2.

La producción de origen eólico en junio alcanzó los 3.247 GWh, un 23,4% superior a la del mismo periodo del año pasado, y supuso el 15,6% de la producción nacional. Aún así, la eólica fue la tercera fuente de generación ya que los ciclos combinados de gas y la energía nuclear lideraron la producción eléctrica con un 26,6% y un 22,4% del mix. La cogeneración mantuvo su cuota de producción de un 11,7% mientras que las tecnologías solares destacaron con la suma de la generación fotovoltaica (4,3%) y termosolar (3,9%). Llama la atención el menor rendimiento de la hidráulica, con un 7,7%, y de la generación térmica con carbón (2,5%).

En las islas Baleares, la demanda de energía eléctrica en junio se estima en 542.429 MWh, un 1,1% superior a la registrada en el año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra aumenta un 1% con respecto a junio del 2018. En la primera mitad del 2019, la demanda balear se estima en 2.786.967 MWh, un 0,3% menos que en el 2018. El ciclo combinado, con un 41,4% del total, fue la primera fuente de generación eléctrica de Baleares, en donde las tecnologías renovables y que no emiten CO2 representaron un 7,3%.

Por su parte, en el archipiélago canario la demanda de electricidad se estima en 708.335 MWh, un 0,1% superior a la registrada en junio del 2018. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra se mantiene con respecto al mismo mes del año anterior. De enero a junio, la demanda en Canarias se estima en 4.304.150 MWh y aumenta un 0,2% respecto al mismo periodo del año anterior. En el mes de junio, el ciclo combinado fue la tecnología líder en el mix de generación canario, con una aportación del 31,6%. Las renovables y tecnologías sin emisiones representaron el 13,1% de la generación canaria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *