Bloomberg NEF atribuye al bajón de China la caída en la inversión mundial en renovables en el primer semestre de 2019

Redacción.- La primera mitad de 2019 experimentó una desaceleración del 39% en la inversión en energía renovable en el mercado más grande del mundo, China, a 28.800 millones de dólares, la cifra más baja para cualquier semestre desde 2013, según las últimas cifras de BloombergNEF (BNEF). Los datos de BNEF cubren la financiación de nuevas capacidades de energías renovables, excluyendo los grandes proyectos hidroeléctricos, y la inversión empresariales en energías renovables y tecnologías inteligentes de energía.

La caída de la actividad en China, a medida que el país cambia este año de las tarifas fijadas por el Gobierno a las subastas de nueva capacidad eólica y solar, también deprimió la cifra de inversión global en el primer semestre, a 117.600 millones de dólares, un 14% menos en comparación con la primera mitad de 2018. Justin Wu, jefe de Asia-Pacífico para BNEF, considera que “la desaceleración de la inversión en China es real, pero las cifras para el primer semestre de 2019 probablemente exageran su gravedad. Esperamos que se lleve a cabo una subasta de energía solar fotovoltaica. También pudimos ver varias grandes ofertas en energía eólica marina en la segunda mitad».

El otro punto destacado de la inversión mundial en energía renovable durante este año fue la financiación de proyectos multimillonarios en dos mercados relativamente nuevos: un complejo solar térmico y fotovoltaico en Dubai, con 950 MW y 4.200 millones de dólares, y dos despliegues de energía eólica offshore en el mar frente a Taiwán, con 640 MW y 900 MW y un coste combinado estimado en 5.700 millones de dólares.

El acuerdo de Dubai a finales de marzo para el proyecto Mohammed bin Rashid Al Maktoum IV, es el mayor acopio de fondos jamás visto en el sector solar. Implica 2.600 millones de dólares de deuda de 10 bancos chinos, del Golfo y occidentales, más 1.600 millones de dólares de capital de la Autoridad de Electricidad y Agua de Dubai (ACWA Power). Jenny Chase, jefe de análisis solar de BNEF, resaltó que «Al Maktoum IV es inusual al combinar tres tipos diferentes de energía solar: las tecnologías térmicas de canal y torre parabólicas, con fotovoltaica convencional, pero también es una fuerte señal del «apetito por la electricidad solar por parte de los países de Oriente Medio y los financieros internacionales».

La eólica marina se expande

Los dos proyectos eólicos marinos de Taiwán, Wpd Yunlin Yunneng y Ørsted Greater Changhua, involucran a desarrolladores, inversores y bancos europeos, así como a actores locales. La actividad eólica marina está ampliando su enfoque geográfico, desde el europeo Mar del Norte y la costa de China, hacia nuevos mercados como Taiwán, la Costa Este de Estados Unidos, India y Vietnam.

Las cifras de BNEF para la inversión en renovables en la primera mitad de 2019 son diversas: Los «tres grandes», las economías de China, Estados Unidos y Europa, mostraron caídas, pero Estados Unidos bajó un modesto 6%, a 23.600 millones de dólares, y Europa bajó un 4%, a 22.200 millones en comparación con el primer semestre de 2018, mucho menos que el 39% de retroceso de China. Japón atrajo 8.700 millones de dólares de inversión, un aumento del 3% sobre el primer semestre de 2018, y la India 5.900 millones, un 10% más, ya que continuó su camino hacia su ambicioso objetivo de 175 GW de energía renovable para 2022. Brasil experimentó una inversión de 1.400 millones, un 19% más.

En Europa, España fue el actor estrella con 3.700 millones de dólares, un 235% más que en el mismo período del año anterior, mientras que los Países Bajos bajaron un 41% a 2.200 millones, Alemania un 42% a 2.100 millones, el Reino Unido un 35% a 2.500 millones y Francia bajó un 75%, a 567 millones. Suecia vio un aumento de la inversión del 212%, a 2.500 millones, y Ucrania del 60% a 1.700 millones.

Al desglosar la inversión global en energías renovables por tipo de transacción, el financiamiento de grandes proyectos de generación de las compañías eléctricas, como parques eólicos y parques solares, disminuyó un 24% a 85.600 millones de dólares, debido en gran parte al factor China. El financiamiento de instalaciones solares a pequeña escala de menos de 1 MW aumentó un 32%, a 23.700 millones, en el primer semestre de este año.

La inversión en empresas especializadas en renovables fue un 37% superior, hasta los 5.600 millones de dólares, gracias a dos grandes recaudaciones de capital para fabricantes de vehículos eléctricos: una emisión secundaria de 863 millones para Tesla y una emisión convertible de 650 millones para NIO con sede en China. El capital riesgo y la financiación de capital privado a compañías de energía renovable disminuyeron en el primer semestre de 2019 un 2%, a 4.700 millones. Sin embargo, hubo tres acuerdos excepcionalmente grandes: 1.000 millones para la empresa sueca de baterías Northvolt y otros 1.000 para el especialista estadounidense en carga de baterías de vehículos eléctricos Lucid Motors, y 700 millones para otra compañía norteamericana del vehículo eléctrico, Rivian Automotive.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *