Las renovables supondrán el 50% del mix energético en 2050 pero no se cumplirá el Acuerdo de París

Redacción.- La transición energética impulsada por los avances tecnológicos conducirá a una rápida descarbonización del mix energético con casi la mitad de nuestras necesidades cubiertas por energías renovables para el año 2050. La caída de los costes tecnológicos y las fuerzas del mercado están impulsando la transición, pero sin una intervención política audaz, no se alcanzarán los objetivos climáticos del Acuerdo de París. Éstas son algunas de las conclusiones de la tercera edición del Energy Transition Outlook (ETO) de DNV GL.

La velocidad de la transición energética queda demostrada por una serie de hitos en la próxima década. El petróleo alcanzará su punto máximo a mediados de los años 20 y caerá bruscamente a partir de 2030, el gasto de capital (CAPEX) en redes y energías renovables superará el CAPEX fósil para 2025, el gas natural superará al petróleo como la fuente energética más grande en 2026 y en 2030 la cantidad de energía producida comenzará a disminuir incluso en un mundo con crecimiento del PIB.

La electrificación transformará la forma en que se produce y se consume la energía. A mediados de siglo, el 40% de la demanda final de energía se cubrirá con electricidad (frente al 19% en 2017), el 63% de la cual será generada por energía solar fotovoltaica y eólica. La electrificación también está teniendo un efecto dramático en el transporte por carretera y para 2032 la mitad de las ventas de automóviles nuevos a nivel mundial serán eléctricas. La eficiencia intrínseca de los motores eléctricos significa que, a pesar de una expansión del 75% de la flota mundial de vehículos, el transporte por carretera utilizará menos energía en 2050 que ahora.

“La tecnología existente puede ofrecer el futuro que deseamos, incluido el cumplimiento del objetivo de 1,5°C de crecimiento de la temperatura para 2050 establecido en el Acuerdo de París. Hasta ahora, el apoyo a la transición energética ha sido demasiado esporádico. Por ejemplo, el apoyo de Alemania, Japón y China a la industria solar ha sido vital para transformar su mix energético y el auge del vehículo eléctrico por parte de Noruega y China ha sido rápida debido al apoyo del gobierno. Necesitamos una política generalizada que respalde las tecnologías emergentes y que continúe el apoyo en la fase de desarrollo para acelerar la transición energética”, señaló Remi Eriksen, presidente y CEO de DNV GL.

La tecnología para cumplir con el Acuerdo de París existe, pero se deben establecer políticas que promuevan una mayor eficiencia energética, más energías renovables y captura y almacenamiento de carbono a escala industrial. DNV GL ha propuesto 10 medidas que podrían implementarse para limitar el calentamiento global. Estas acciones incluyen para 2030: 1,5 billones de dólares de inversión anual en ampliar y reforzar las redes de energía, multiplicar por 8 la producción de energía renovable y multiplicar por 50 la fabricación anual de baterías para los vehículos eléctricos. Al ritmo actual, las emisiones de CO2 alcanzarán su punto máximo en 2025 y serán aproximadamente la mitad del nivel actual para mediados de siglo, lo que indica un calentamiento de 2,4ºC.

Los formuladores de políticas pueden envalentonarse por la asequibilidad de la transición energética. El gasto mundial en energía es actualmente del 3,6% del PIB, pero caerá al 1,9% para 2050. Esto se debe a una disminución en el gasto en combustibles fósiles y al aumento de la electrificación eficiente y de bajo costo que conduce a ahorros operativos. Esto se refleja en la disminución de la intensidad energética, la cantidad de energía requerida por unidad de PIB, que mejorará en un 2,4% anual hasta 2050. Así, la intensidad energética disminuye más rápido que la economía mundial, lo que lleva a un pico en el mundo demanda de energía para 2030: en ese momento, la humanidad comenzará a usar menos energía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *