La COP25 costará aproximadamente 60 millones y la ministra Teresa Ribera confía en que impulse definitivamente la acción climática global

Redacción.- La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, ha explicado cómo avanzan los preparativos para que Madrid albergue la XXV Conferencia del Convenio de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) del 2 y al 13 de diciembre. En este sentido, Ribera ha señalado que la celebración de la COP25 en España bajo la Presidencia de Chile es una oportunidad para movilizar a la sociedad civil, empresas y administraciones en torno a la lucha contra el cambio climático.

Con el Libro de Reglas del Acuerdo de París cerrado, en la COP25 se abre una nueva fase en las negociaciones climáticas para materializar la concienciación en contribuciones de lucha contra el cambio climático más ambiciosas que las actuales, y alineadas con el objetivo del Acuerdo de París de que la temperatura no aumente más de 2ºC a finales de siglo respecto a niveles preindustriales, y si es posible no supere los 1,5ºC. Ribera confía en que la COP25 suponga el inicio de un cambio de ciclo y sea el hito decisivo para que los países presenten contribuciones más ambiciosas durante 2020 y el mundo llegue a la cumbre de Glasgow (COP26) del año que viene con los deberes hechos.

Por eso, Ribera ha señalado que el primer mensaje que espera que salga de esta cumbre del clima está en línea con el lema de la conferencia: Es Tiempo de Actuar. “Ya tenemos un marco de gobernanza, el Acuerdo de París, y un libro de reglas para que funcione de manera efectiva, es tiempo de que la acción se materialice y se haga visible”, ha subrayado la ministra, quien incidió en que “la voluntad de actuar del conjunto de la sociedad se impone, frente a quienes quieren retrasar la acción”. “Ahora sabemos que progreso, prosperidad y desarrollo tienen que ver no sólo con la agenda industrial, sino también con la de las finanzas, la tecnológica y la ambiental”, apuntó Ribera.

En cuanto a la marcha de los trabajos de organización de una conferencia de estas características, Ribera explicó que se trabaja contrarreloj para cumplir con los plazos previstos. La COP25 ocupará un total de 7 pabellones, con más de 100.000 metros cuadrados, así como un espacio adicional de unos 13.000 metros cuadrados en sus Centros de Convenciones y salas de reuniones, preparada para albergar a los asistentes a la cumbre.

Ya se avanzó en el diseño de los espacios interiores, cuyo montaje comenzará este fin de semana. Como viene siendo habitual en la organización de las cumbres del clima se dispone de dos zonas diferenciadas donde se celebran los diferentes eventos y reuniones: una zona azul, centrada en los eventos y negociaciones formales de Naciones Unidas y una zona verde, el espacio dedicado a la participación de la sociedad civil.

La Zona Azul es el espacio administrado por las Naciones Unidas y en el cual tendrán lugar las sesiones de negociación de la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), la décimo quinta reunión de las Partes en el Protocolo de Kioto (CMP15) y la segunda reunión de las Partes del Acuerdo de París (CMA 2), así como los actos y eventos paralelos de la agenda oficial de Naciones Unidas. Esta es la zona de la negociación multilateral propiamente dicha, donde están los dos plenarios y las salas de reuniones para la negociación y las salas y pabellones de las delegaciones, donde España contara con una sala de delegación.

La Zona Verde, de unos 3.000 m2, es el espacio ciudadano, de encuentro y concienciación medioambiental, abierto durante toda la conferencia, con el que España quiere contribuir a facilitar la participación de toda la sociedad civil. Se trata de un pabellón de diálogo abierto con espacios para todos los actores de la sociedad civil con varias zonas diferenciadas. La programación de actividades de cada espacio estará coordinada por una o varias organizaciones representativas de su ámbito (juventud, innovación, sociedad civil…). Las solicitudes se gestionan a través de un formulario, que está disponible en la web del Ministerio, y pueden presentarse hasta el 17 de noviembre.

El mensaje de la cumbre del clima debe resonar más allá del recinto donde se celebra. En este sentido, la ministra para la Transición Ecológica en funciones explicó que está en marcha una actuación específica a lo largo de todo el eje principal de la ciudad, el Paseo de la Castellana. Una propuesta denominada: Castellana Verde. El Ministerio para la Transición Ecológica, en coordinación con la Secretaría de Estado de la España Global y el Alto Comisionado para la Agenda 2030, hace un llamamiento a todas las instituciones públicas y privadas con sede en el Paseo de la Castellana que quieran sumarse a esta gran movilización en defensa del clima.

Asimismo, Teresa Ribera trasladó en sendas reuniones del Consejo Asesor de Medio Ambiente (CAMA) y de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente la invitación a todas las administraciones autonómicas y locales, y a las organizaciones de la sociedad a que se sumen a esta Agenda Verde y organicen eventos relacionados con la COP25, para que el mensaje de la acción y la ambición climática prevalezca.

Además, los jóvenes van a tener una participación clave dentro de esta COP, en primer lugar porque son uno de los grupos acreditados como observadores dentro de la Zona Azul. Y también porque el fin de semana anterior al inicio de la COP25, del 29 de noviembre al 1 de diciembre, Madrid acogerá la Conferencia de la Juventud (COY), que se celebrará en la Ciudad Universitaria en colaboración con las universidades. Esta COY se celebrará en paralelo en Chile, en la ciudad de Valparaíso y en total acogerá a unos 1.500 participantes en ambos países.

Asimismo, Ribera explicó que se está trabajando de forma intensa con el Ayuntamiento de Madrid, a través de la plataforma “Voluntarios por Madrid”, que ya ha realizado una primera convocatoria para voluntarios que quieran colaborar con la COP25, a la que han reaccionado positivamente 400 personas. Además, el Convenio Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) aportará alrededor de 200 voluntarios que ya estaban formados para Chile y que vendrán a Madrid, y 5 coordinadores de voluntarios de Naciones Unidas con experiencia. Los voluntarios se distribuirán por zonas: zona azul, zona verde y puntos específicos en las calles de Madrid (Estación de Atocha, Aeropuerto, Sol y Parque Retiro).

Todos aquellos que quieran participar como voluntarios pueden encontrar la información en la página web del Voluntariado de Madrid (inscripción hasta el 20 de  noviembre). También se ha podido avanzar en estos días en cuestiones relativas al alojamiento. El Gobierno ha designado una central oficial de reservas para la COP25, un sistema centralizado de selección de hoteles para acomodar a los participantes en los alojamientos con disponibilidad durante todas las fechas de la conferencia, y para asegurar una estancia lo más cómoda posible a los delegados. Hasta el 15 de noviembre se bloquearán una gran cantidad de opciones de alojamiento en múltiples categorías. La central de reservas gestionará las solicitudes entrantes por orden de llegada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *