H2FUTURE, la instalación piloto de hidrógeno verde más grande del mundo, comienza con éxito su operación en Austria

Redacción.- La que actualmente es la planta piloto más grande del mundo para la producción de hidrógeno neutra en CO2 ha comenzado con éxito su operación en el sitio de Voestalpine en Linz. Como parte del proyecto H2FUTURE, financiado por la Unión Europea, los socios Voestalpine, VERBUND, Siemens, Austrian Power Grid, K1-MET y TNO están investigando la producción industrial de hidrógeno verde como un medio para reemplazar los combustibles fósiles en la producción de acero a largo plazo.

Los objetivos climáticos globales tienen como objetivo eliminar casi por completo las emisiones de CO2 para 2050. Esto plantea desafíos para las industrias y los proveedores de energía, y exige nuevas soluciones tecnológicas en ambos sectores. En este contexto, el hidrógeno sin emisiones de CO2 se considera la opción futura más prometedora para facilitar la transición energética. Ahora, el electrolizador más grande y avanzado del mundo comenzó la producción de hidrógeno verde en las instalaciones de Voestalpine. La nueva planta tiene una capacidad de más de 6 megavatios y recibirá 18 millones de euros en financiación de la Unión Europea. Se utilizará para probar si la tecnología implementada para producir hidrógeno verde es adecuada para su uso a escala industrial.

Voestalpine lidera el camino en la producción de acero descarbonizado. Como pionero de la industria en la protección del medio ambiente, Voestalpine está siguiendo una estrategia consistente y a largo plazo de descarbonizar el proceso de producción de acero. “Nos hemos fijado un objetivo claro de evitar más directamente las emisiones de CO2 en la fabricación de acero en los próximos años. Con el inicio de las operaciones en la planta piloto de hidrógeno más grande del mundo en nuestro sitio en Linz, hemos logrado dar un paso importante para impulsar esta transformación tecnológica”, señaló Herbert Eibensteiner, presidente del consejo de administración de Voestalpine AG.

A la luz de los objetivos climáticos globales, Voestalpine está investigando actualmente la practicidad de una tecnología híbrida para tender un puente entre la ruta existente de alto horno a base de coque / carbón y los hornos de arco eléctrico alimentados con electricidad verde generada parcialmente con hidrógeno verde. Si es económicamente factible y competitivo, desde la perspectiva actual, esta opción reduciría las emisiones de CO2 del grupo en aproximadamente un tercio en algún momento entre 2030 y 2035. A largo plazo, Voestalpine se esfuerza por aumentar sucesivamente el uso de hidrógeno verde en el proceso de producción de acero, lo que permitiría al grupo reducir sus emisiones de CO2 en un total de más del 80% para 2050.

Por su parte, Siemens considera el hidrógeno como un elemento esencial para una sociedad industrial climáticamente neutra. La descarbonización del sistema económico y energético es un desafío clave para el futuro. Por esa razón, la industria requiere nuevos procesos y nuevas tecnologías, como el uso de la electrólisis para generar hidrógeno verde a partir de energías renovables, con el fin de lograr los objetivos climáticos a largo plazo. “Esta planta utiliza energía renovable para dividir el agua en sus partes constituyentes, hidrógeno y oxígeno. El proceso genera un enorme potencial para descarbonizar el sistema energético y económico y hacerlo más flexible”, señala Wolfgang Hesoun, presidente del consejo de administración de Siemens AG Österreich (Siemens Austria).

Gestor de la red eléctrica

Además, la electrólisis también se puede utilizar para soportar la red eléctrica, extrayendo el exceso de energía de la red según sea necesario. Este es un factor importante en vista de las fluctuaciones crecientes de la energía generada por las energías renovables. “Siemens tiene un historial de enfoque en energía limpia, incluida su generación, distribución y aplicación. Las tecnologías eficientes son un elemento clave para frenar el cambio climático con sus dramáticas consecuencias”, explica Hesoun.

El corazón de alta tecnología de la planta, el Siemens Silyzer 300, tiene una capacidad de 6 megavatios y puede generar 1.200 metros cúbicos de hidrógeno verde. H2FUTURE es un hito importante para la aplicación industrial de la electrólisis como piedra angular para futuras aplicaciones en la industria del acero, en refinerías, la fabricación de fertilizantes y otros sectores industriales que requieren grandes volúmenes de hidrógeno. Crea la base para futuros proyectos a escala industrial. Hesoun continúa: “Estamos encantados de ver esta nueva tecnología en uso por primera vez como parte de este proyecto. Este proyecto sobresaliente es un paso importante hacia la descarbonización global».

 “El hidrógeno es verde, es decir, neutro en CO2, cuando se produce utilizando electricidad generada por renovables. Nos permite almacenar suministros intermitentes y volátiles de electricidad generada a partir de renovables, lo que les permite un mejor uso», explica el CEO de VERBUND, Wolfgang Anzengruber. Como materia prima, fuente de energía y medio de almacenamiento, el hidrógeno verde podría contribuir significativamente a la descarbonización de la energía y de los procesos intensivos en CO2. Existen aplicaciones potenciales extremadamente interesantes en el sector industrial y en el transporte, especialmente para el transporte de mercancías y ferrocarril. Además, los electrolizadores sensibles pueden utilizarse para suministrar redes eléctricas, ofreciendo servicios para redes de transmisión cada vez más sobrecargadas.

“El proyecto H2FUTURE es uno de los proyectos emblemáticos de la FCH JU que tiene como objetivo ayudar a los fabricantes europeos de electrolizadores a desarrollar productos que sean de la calidad y capacidad requeridas por la industria europea para reducir sus emisiones de CO2. El hidrógeno verde producido a través de la electrólisis, utilizando electricidad de renovables, puede ser utilizado por industrias como la producción de acero, refinerías, metanol o amoníaco, haciendo que sus productos sean verdes», asegura Bart Biebuyck, director ejecutivo de la Fuel Cell Hydrogen Joint Undertaking (FCH JU). El FCH JU está consiguiendo hasta 12 millones de euros de fondos de investigación disponibles para el proyecto.

“Europa es líder mundial en el desarrollo y fabricación de electrolizadores, gracias también al soporte de FCH JU. Sin embargo, nuestros competidores globales están solo unos años detrás de nosotros. La puesta en funcionamiento de la planta de electrólisis H2FUTURE es una prueba de que la industria europea está interesada en garantizar que Europa se mantenga a la vanguardia en el desarrollo y comercialización de nuevos electrolizadores y en la industria ecológica, ayudando a mantener la inversión y el empleo en Europa”, destacó Bart Biebuyck.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *